El AVE para viajar en silencio, sin niños y sin móviles triunfa

Los 'coches en silencio' del AVE han transportado a más de nueve millones de personas y sus usuarios crecen un 6,8%.

Un total de 1,87 millones de viajeros eligieron los 'coches en silencio' con que cuentan todos los trenes AVE de Renfe durante el pasado año, lo que supone un incremento del 6,8% respecto al ejercicio precedente. Se trata de un dato que constata la "buena acogida" del servicio que presta este tipo de coches, que cada vez es "más demandado y mejor valorado", según indicaron a Europa Press en fuentes de la compañía ferroviaria.

 

Desde que Renfe puso en marcha estos vagones 'silenciosos' a comienzos de 2014, ya han transportado a un total de 9,14 millones de pasajeros que optaron por un trayecto de Alta Velocidad más tranquilo.

 

Para el ejercicio 2020, la compañía ferroviaria calcula que pondrá a la venta 2,32 millones de billetes de 'AVE en silencio', dado que a los vagones de todos los AVE ya en servicio, se suman los del AVE a Granada y el nuevo Euromed entre Barcelona y Valencia. El nuevo 'low cost' AVLO no incluirá este servicio.

 

El 'coche en silencio' es un vagón que Renfe habilita en todos sus trenes AVE destinado a atender la demanda de viajeros que buscan un viaje "relajado y sin ruidos", con el fin de descansar o concentrarse en su trabajo o en la lectura. En la actualidad, la compañía registra una ocupación media del 81% (de unos cuarenta viajeros) en estos coches, cuyos billetes tienen el mismo precio que las plazas turista del tren.

 

En estos vagones 'en silencio' no se permite a los pasajeros hablar por su telófono móvil y se recomienda hablar en voz baja y no mantener "conversaciones duraderas". Además, es obligatorio el uso de auriculares y silenciar todos los dispositivos electrónicos.

 

Asimismo, no pueden viajar niños menores de 14 años, ni animales de compañía, y sus billetes no se incluyen en tarifas de grupo o aquellas que permiten adquirir las cuatro plazas de mesa. De su lado, Renfe no emite en estos coches mensajes de megafonía, ni ofrece servicio de 'bar móvil' o restauración en el asiento, y además reduce la intensidad de la iluminación siempre que es posible.