Diez desempleados podrán ser contratados gracias a un taller de restauración de la diputación

La Institución provincial aportará 180.000 euros, el 50 por ciento del total, para la ejecución del mismo, que hará posible la contratación por parte del Obispado de hasta un máximo de 10 restauradores titulado.

La Diputación de Palencia ha renovado este lunes en Junta de Gobierno el compromiso con el Obispado para crear un nuevo taller de restauración por segundo año consecutivo que va a permitir contratar hasta un máximo de diez restauradores desempleados con el objetivo de preservar el rico patrimonio de la Diócesis palentina.

 

Ambas partes colaboran durante años mediante distintas ayudas y convenios para garantizar el buen estado de ambos, sin embargo el año pasado y "de forma pionera en la Comunidad", la Diputación se implicó en la realización del citado taller.

 

Así, la Institución provincial aportará 180.000 euros, el 50 por ciento del total, para la ejecución del mismo, que hará posible la contratación por parte del Obispado de hasta un máximo de 10 restauradores titulados, hasta ocho especialistas en pintura y escultura y dos especialistas en textiles, que podrán trabajar en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante un periodo de seis a ocho meses.

 

El taller temporal de Restauración de bienes muebles pretende preservar el rico patrimonio de la Diócesis palentina y de los municipios que se ha ido generando y conservando a lo largo de la historia, para que además de cumplir el fin para el que fue creado, se pueda legar a generaciones venideras en las mejores condiciones posibles.

 

En 2014 se ha actuado, a través de este convenio de colaboración de bienes muebles, en la recuperación de 32 piezas textiles, escultóricas y pictóricas de gran valor procedentes de 16 localidades, 29 de las cuales se pudieron observar en la muestra Patrimonio Restaurado, que se realizó en la capilla de la Sacramental de San Miguel, y que mostraba los trabajos de la decena de profesionales que se emplearon en su recuperación dentro del taller, gracias a su formación como restauradores.