Detenidos los presuntos autores de robos en más de 25 viviendas de la provincia de Palencia

Efectos recuperados en la operación KURTO

Como resultado de las investigaciones realizadas por la Guardia Civil de Palencia (Unidad Orgánica de Policía Judicial-Grupo Patrimonio), dentro del marco de la Operación KURTO, han concluido con la desarticulación de una Organización Criminal especializada en el robo en interior de viviendas, cuyo objetivo principal era la sustracción de joyas y dinero en efectivo.

La operación se ha saldado con la detención de 7 personas, así como la imputación de otras 4, todas ellas de nacionalidades albanesa y rumana.

 

Las investigaciones se iniciaron en el mes de junio de 2013, tras la comisión de varios delitos de robo en el interior de viviendas habitadas en varias localidades de la provincia de Palencia.

 

Tras una profunda labor de análisis y trabajo operativo, la Guardia Civil pudo constatar la perpetración de diferentes hechos que, por sus características, modus operandi y objeto del delito en distintas localidades de otras Comunidades Autónomas, coincidían con las denunciadas en Palencia, revelándose así, la existencia de una Organización Criminal especializada en este tipo de hechos delictivos.

 

Tras 8 meses de investigación, se pudo averiar que la Organización estaba compuesta por diversas personas, al menos 10 hombres y una mujer, de nacionalidades albanesa y rumana, con un alto historial delictivo, asentados en distintas localidades de las Comunidades de Madrid y Cantabria, donde contaban con la infraestructura (pisos, vehículos, etc.), suficiente para permanecer ocultos ciertas temporadas tras cometer los hechos delictivos, e iniciar sus desplazamientos para ejecutar nuevos robos en el resto de provincias de la geografía española.

 

La Organización, estaba perfectamente estructurada y organizada, con funciones diferenciadas entre sus componentes (localización de objetivos, vigilancia durante la comisión de los ilícitos, comisión de los hechos, conducción de los vehículos empleados, fijación de rutas de acceso y salida, ocultación,  tratamiento del material sustraído, receptación, etc.).

 

La alta movilidad y el poco tiempo que necesitaban para cometer los robos a   las viviendas, entre 10 o 15 minutos, es la razón por la que suelen existir varios hechos delictivos de identidad similar en espacios temporales y geográficos muy concretos, misma localidad o distintas localidades, próximas entre sí.

 

Tras el establecimiento de un amplio dispositivo policial, se consiguió detener a 3 de los principales miembros de la Organización, en la Terminal-3 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, cuando se disponían a coger un vuelo con destino a Grecia, utilizando documentación falsa (Rumana), ocultando en el interior de sus equipajes, numerosas joyas y relojes de gran valor.

 

Posteriormente y durante el desarrollo de otras fases de explotación, fueron detenidos el resto de integrantes de la organización Criminal, en varios domicilios situados en las Comunidades de Madrid y Cantabria.

 

Se contó con la inestimable colaboración de la Policía Local de la localidad de Loeches (Madrid).

 

EFECTOS RECUPERADOS

 

En los diferentes registros realizados en los domicilios utilizados por los detenidos, fueron intervenidas gran cantidad y variedad de joyas y relojes (algunos de gran antigüedad), equipos electrónicos, numerosos teléfonos móviles, dinero en efectivo, tanto en moneda nacional como extranjera, diversa documentación falsa, así como todo tipo de útiles necesarios para cometer los robos (herramientas, báscula de precisión, walkies talkies, etc.).
Igualmente, se han intervenido, entre otros efectos, 2 vehículos de alta gama, 24.125 euros en efectivo