Detenido como presunto autor de 7 robos en comercios de Palencia durante la madrugada del jueves
Cyl dots mini

Detenido como presunto autor de 7 robos en comercios de Palencia durante la madrugada del jueves

Archivo

El presunto autor de los hechos fue detenido el pasado mes de abril por 6 robos con fuerza.

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 29 años, vecino de Palencia, como presunto autor de siete robos con fuerza cometidos de madrugada en comercios de la capital palentina.

 

Según han informado fuentes policiales, se trata de un ladrón reincidente que ya fue detenido el pasado mes de abril por cometer otros seis robos con fuerza, realizados también de madrugada en comercios situados en las proximidades de la plaza de los Dominicos.

 

Desde finales del pasado mes de mayo se había detectado un aumento de robos con fuerza durante la madrugada en comercios de Palencia y todos ellos se cometían de una manera "muy basta", con la rotura de cristales o apalancamiento de las ventanas o puertas, causando en la mayoría de ocasiones cuantiosos daños económicos, aparte del valor de los efectos que se conseguían sustraer.

 

Así, el pasado viernes 2 de julio, de madrugada, se produjo un nuevo robo con fuerza en un bar situado en la calle Ignacio Martínez de Azcoitia, cuyo modus operandi fue fracturar la ventana y apoderarse de 550 euros, además de causar diversos daños.

 

A partir de las pruebas recogidas en el lugar y tras las gestiones practicadas por la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Palencia, se logró identificar al autor de los hechos, el cual es conocido por haber sido detenido por hechos similares el pasado mes de abril, cuando en aquella ocasión se le detuvo como autor de seis robos con fuerza durante la madrugada en comercios, principalmente de hostelería, cuando los mismos se encontraban cerrados.

 

En esta ocasión, las investigaciones practicadas le consideran autor de otros siete robos más acaecidos entre mayo y julio en diversos establecimientos de hostelería, comida, ropa, complementos y herboristería, logrando apoderarse de efectos con un valor de casi 10.000 euros, aparte de los cuantiosos daños que causa tanto por la manera de entrar a los locales (fracturas de puertas, ventanas o cristales), como a la hora de registrar apresuradamente su interior.

 

El detenido pasó a disposición judicial y ante la gravedad de los hechos, el juez ha decretado su ingreso en prisión.