Descubren en las excavaciones de Huerta Varona en Aguilar de Campoo un mosaico que podría datar del siglo I a.C.

El director de la excavación, el doctor Jesús Francisco Torres Martínez (Kechu), ha indicado que el mosaico "está construido en un estilo que es propio del periodo que va desde el siglo I a.C. al II d. C. aproximadamente, con motivos geométricos en dos colores y del que hasta el momento se han descubierto cerca de ocho metros cuadrados".

Las excavaciones realizadas en el paraje de Huerta Varona, en Aguilar de Campoo (Palencia), por el equipo del Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico (IMBEAC), han dejado al descubierto un mosaico que podría datar del siglo I antes de Cristo.

 

Según ha comunicado el Ayuntamiento aguilarense en un comunicado recogido por Europa Press, este descubrimiento ofrece indicios de que en el yacimiento podría haber existido una zona de baños, algo que demuestra la "gran importancia" que tuvo el asentamiento romano en la villa galletera.

 

Tras la toma del castro de Monte Bernorio (Pomar de Valdivia), por las tropas del emperador Augusto durante las denominadas Guerras Cántabras, Huerta Varona supuso la continuación de los asentamientos en esta comarca, una vez destruido el 'oppidum' --un lugar elevado, colina o meseta--.

 

El director de la excavación y del IMBEAC, el doctor Jesús Francisco Torres Martínez (Kechu), ha indicado que el mosaico "está construido en un estilo que es propio del periodo que va desde el siglo I a.C. al II d. C. aproximadamente, con motivos geométricos en dos colores y del que hasta el momento se han descubierto cerca de ocho metros cuadrados".

 

El mismo está afectado por la destrucción que sufrió la edificación en la que se encuentra pero, 2.000 años después, "conserva su belleza" y es posible distinguir los distintos motivos geométricos de su diseño, piezas de cuadrados divididos en triángulos blancos y negros formando distintos campos y líneas.

 

El mosaico no ha sido todavía descubierto en su totalidad y puede ocupar una gran superficie, por lo que interesa su conservación y su adecuada recuperación antes que terminar su excavación en la presente campaña. En ese sentido y con el fin de preservar el yacimiento y evitar expolios, el Ayuntamiento de Aguilar de Campoo ha puesto en marcha medidas de seguridad adicionales con el fin de dotar de una mayor protección al enclave.

 

Además, con el objetivo de que los aguilarenses y personas interesadas en la historia del yacimiento romano de la villa galletera puedan conocer los trabajos realizados este verano, se han organizado unas Jornadas de Puertas Abiertas que se desarrollarán este sábado, 22 de septiembre, con visitas guiadas a las 10.00, 12.00 y 17.00 horas.

 

HUERTA VARONA

 

El Consistorio de Aguilar de Campoo inició hace cinco años, de la mano del IMBEAC, el estudio del yacimiento. El objetivo era documentar su estructura, la historia de su ocupación y de sus habitantes, algo que permite avanzar en el conocimiento sobre el inicio y desarrollo de los núcleos rurales hispano-romanos en las zonas de Montaña del norte de España, una materia hasta ahora muy poco conocida.

 

La última campaña comenzó en agosto, con la colaboración de un grupo de 20 jóvenes procedentes de toda España, del Campo de Trabajo concedido por la Consejería de Familia de la Junta, a través del Instituto de Juventud, que colaboraron durante una semana. Desde entonces otros 20 arqueólogos del IMBEAC- en turnos de ocho personas en campo- han estado investigado Huerta Varona.

 

Los trabajos se centran especialmente en el área 1, excavada en anteriores campañas y en las estructuras de habitaciones existentes en dos niveles: un primer nivel del momento de la fundación del enclave, que se data en el siglo I a.C.; y un segundo, creado tras una posterior reforma, del siglo II d.C (el enclave estuvo ocupado hasta los siglos IV-V d.C).