Curry y Thompson se las apañan para retrasar la opción de Gasol e Ibaka de ganar el anillo

Klay Thompson y Marc Gasol

Los Raptors de Toronto de los españoles Marc Gasol y Serge Ibaka perdieron una ventaja de seis puntos y con ella la posibilidad de lograr su primer 'anillo' de campeón de la NBA, tras caer (106-105) contra Golden State Warriors.

En el quinto partido de la final volvieron a destacar Stephen Curry y Klay Thompson, con 57 puntos. El triunfo de los Warriors deja la serie en 3-2 favorable aún a Toronto en una final al mejor de siete. Los Raptors tuvieron el título en un tiro postrero de Kyle Lowry, pero tendrán una nueva oportunidad de estrenar su palmarés este jueves en Oakland en un partido en el que su rival no podrá jugar Kevin Durant, que recayó de su lesión.

 

Liderados por los 'Splash Brothers', Curry y Thompson, los Warriors, que buscan la remontada en la final para sumar su tercer título consecutivo, basaron su victoria en el acierto exterior -20 triples, 12 más que los Raptors- y en una defensa arriesgada. "Son el dúo más letal de la historia", sentenció su entrenador, Steve Kerr.

 

En cambio, Kerr no podrá contar con Kevin Durant, que regresó al parqué después de su lesión en el quinto encuentro de las semifinales de Conferencia contra Houston Rockets y que tuvo un arranque demoledor: 11 puntos, 2 rebotes, una asistencia y un tapón en apenas 12 minutos. Pero Durant recayó de la lesión en el tendón de Aquiles y no podrá jugar la 'final' de este jueves.

 

Pese a que Toronto lideró el juego en la 'pintura', con unos notables Marc Gasol, con 17 puntos, y Serge Ibaka, 15 tantos saliendo desde el banquillo, esto no bastó para contrarrestar el acierto exterior de los Warriors, especialmente de Curry, con 31 puntos.

 

Con 103 a 97 a favor de los Raptors, tras 10 puntos consecutivos de Kawhi Leonard, a 3 minutos del final un parcial de 9-0 a favor de los Warriors acabó por devolver la serie a Oakland. Marc Gasol e Ibaka tendrán que esperar a ceñirse su primer anillo, si el pundonor de Curry y su 'hermano' Thompson no lo impiden.