Actualizado 06:12 CET Versión escritorio
Palencia

Conjuntivitis: Sus tipos, cómo prevenir y cómo tratar

Los ojos se ponen rojos y se hinchan, y a veces producen una descarga pegajosa. Se puede padecer en uno o en ambos ojos. Algunos tipos son muy contagiosos y, de hecho, se transmiten fácilmente de persona a persona.
 

Publicado el 21.06.2018

José Manuel Benítez del Castillo, secretario general de la Sociedad Española de Oftalmología, explica que la conjuntivitis supone la inflamación de la capa más externa de la superficie del ojo, que es la conjuntiva. Según indica, la conjuntivitis suele desaparecer por sí sola en 1 o 2 semanas y, si los síntomas duran más, considera que se debe ver al oftalmólogo.

 

La Academia Americana de Oftalmología establece que los síntomas más habituales son:

 

- sensación de que se tiene algo en el ojo, tipo algo arenoso    

 

- ojos rojos    

 

- ardor en los ojos    

 

- comezón en los ojos    

 

- dolor en los ojos    

 

- ojos llorosos    

 

- párpados hinchados    

 

- visión borrosa o nublada    

 

- mucha sensibilidad a la luz

 

- abundancia de moco, pus o descarga amarillenta y espesa del ojo hasta tal punto que se peguen las pestañas entre sí

 

Además, establece varios tipos de conjuntivitis:

 

- Infecciosa (bacteriana o por virus): Suele contar con abundantes secreciones o legañas que pueden acumularse entre los párpados. En este caso la visión puede ser algo borrosa. Hoy en día hay tratamiento para las bacterianas y no para las víricas, a pesar de que éstas últimas sean las más frecuentes. "Se pasan como la gripe, solas. Puede colocarse un paño húmedo frío en los ojos para aliviar el malestar", advierte el secretario general de la Sociedad Española de Oftalmología.

 

"Hay conjuntivitis infecciosas que se contagian. Hay un tipo de ellas, las producidas por virus, principalmente por el 'adenovirus', que son muy contagiosas. De hecho, a éstas se les llama 'epidémicas', porque como alguien la tenga en casa la tienen todos los miembros. Lo que hay que hacer en estos casos a nivel laboral es pedir la baja porque si no se contagia a todos en la oficina", advierte Benítez del Castillo.

 

En el caso de las conjuntivitis bacterianas, la Academia norteamericana de Oftalmología recomienda el empleo de gotas para los ojos con antibiótico, siempre recetadas por el oftalmólogo, y recuerda que estos fármacos no tratan una infección causada por un virus o una alergia.

 

- Alérgica (pólenes): Es habitual la afectación de los dos ojos. La secreción es escasa. Suele haber predominio estacional. Es más frecuente por las mañanas, en días secos o con viento. Puede acompañarse de manchas rojas en la piel, de estornudos, de picor de nariz y en el paladar y, más raramente, de sensación de ahogo. Se recomienda el uso de gotas para los ojos que alivian la comezón y la hinchazón.

 

- Irritativa (por la exposición a humo, polvo, disolventes, o a una colonia, por ejemplo). En este caso se recomienda enjuagar el ojo para liberarlo de las sustancia. Le puede ser indicado que use ciertos tipos de gotas oculares o ungüentos para los ojos, indica la Academia norteamericana de Oftalmología.

 

CONSEJOS PARA PREVENIR Y NO CONTAGIAR    

 

Según indica Benítez del Castillo, es vital ser prudente y seguir una serie de consejos con la conjuntivitis porque el contagio es muy fácil, y se produce fundamentalmente por el tacto, aunque también puede producirse por vía respiratoria.

 

Por ello, recomienda extremar la higiene; que las toallas sean para uno solo; cada vez que se pone las gotas en los ojos lavarse bien las manos, porque si no se corre el riesgo de que la conjuntivitis pase de un ojo a otro, o por el simple hecho de tocar el vaso de otra persona también se le puede infectar a otro.

 

Desde la Academia norteamericana de Oftalmología aconsejan usar una toallita o paño limpios cada vez que se lave la cara y los ojos; lavarse las manos frecuentemente; siempre lavarse las manos antes y después de comer, cuando se vaya al baño o después de estornudar o toser; tratar de no tocarse los ojos, y si se hace, lavarse las manos de inmediato; las bacterias pueden vivir en el maquillaje, lo que puede hacer que contraiga conjuntivitis e incluso una infección peligrosa en la córnea, por ello recomienda no emplear maquillaje si hay conjuntivitis, o cambiarlo, y nunca compartirlo con otras personas; asegurarse de limpiar las lentillas.

COMENTARComentarios