Condenada a dos años la extrabajadora de las 'Hermanas Hospitalarias' que estafó 30.000 euros a la institución
Cyl dots mini

Condenada a dos años la extrabajadora de las 'Hermanas Hospitalarias' que estafó 30.000 euros a la institución

La exadministrativa de las Hermanas Hospitalarias María Nuria P.H, acusada de estafar a la institución más de 30.000 euros, se ha conformada con una condena de dos años de prisión, con lo que ha evitado el juicio previsto contra ella en la Audiencia de Valladolid.

La sentencia, que ya es firme debido al compromiso de la condenada de no recurrir ante el Tribunal Supremo, aplica a María Nuria la atenuante de reparación del daño, al haber abonado ya a las Hermanas Hospitalarias parte del botín obtenido, en concreto 500 euros, con lo que deberá satisfacer el resto mediante la aportación de 200 euros entre los días 1 y 10 de cada mes, hasta completar los 30.353 euros que estafó a la referida institución, cuyos servicios centrales están ubicados en la capital vallisoletana.

  

La condena pactada supone una pequeña rebaja respecto de la petición inicial del Ministerio Fiscal, que se elevaba a dos años y cuatro meses de privación de libertad.

  

Los hechos se remontan al periodo comprendido entre 2007 y 2012, en el que la entonces trabajadora del Departamento de Administración de las 'Hermanas Hospitalarias Provincia Canónica de Palencia' se hacía cargo de labores de contabilidad y preparaba órdenes manuales de pago por transferencias (proveedores), operaciones financieras...que eran supervisadas por superiores.

  

En este contexto, la ya condenada, guiada por un ilícito propósito de enriquecimiento, pasó al control y firma de sus supervisores distintas transacciones, algunas ficticias, y logró su aprobación y la correspondiente orden de pago por transferencia.

  

Así, entre los años 2010 y 2012 efectuó transferencias desde las cuentas que las Hermanas Hospitalarias tenían abiertas en el Banco Santander Central Hispano que, en lugar de ir destinadas a los beneficiarios reales, eran desviadas a otras de su titularidad, y así hasta un total de 27 operaciones por un montante global de 30.353 euros, parte del cual lo destinó a pagar rentas y alquileres particulares.