¿Cómo guardar los datos del teléfono móvil de forma segura?

Nuestras fotos, vídeos, conversaciones … todo hoy en día se sube a la nube. El mundo del almacenamiento ha cambiado por completo en los últimos 10 años. Si se te estropeaba el disco duro con información importante estabas KO, un sudor frío te recorría todo el cuerpo al saber que ese trabajo tan importante, del que justamente no habías hecho copia de seguridad, se había perdido para siempre. 

Por suerte hoy en día el cloud computing ha llegado para quedarse, y cada vez con mejores prestaciones. En el ámbito profesional es impagable, millones de archivos importantes se salvan cada día gracias a la nube. Si tienes una empresa y aún trabajas en local, no sabes lo que te estás perdiendo. En el blog de software DELSOL puedes encontrar la información necesaria para empezar a trabajar en la nube cuanto antes.

 

En el ámbito particular nos hemos quitado un dolor de cabeza, y es que ya no tenemos que preocuparnos de si la tarjeta del móvil se estropea o borramos sin querer las fotos de la comunión de nuestra sobrina. Tenemos la tranquilidad que nos proporciona la nube, ya que sabemos que tenemos una copia de seguridad allí (siempre que la tengamos todo bien configurado, claro).

 

¿Pero qué es realmente la nube?

 

Si aún andas despistado y no sabes lo que es la nube, te lo cuento muy brevemente. Es un espacio virtual donde podemos guardar información o ejecutar programas de manera remota. Nuestro dispositivo se conecta a un ecosistema de servidores en el cual se guarda toda tu información. Para simplificarlo podemos decir que la nube es un almacén vigilado 24/7 donde podemos guardar nuestras cosas y recuperarlas cuando las necesitemos.

 

¿Cuáles son las principales ventajas de trabajar en la nube?

 

  • Seguridad: Teniendo nuestros archivos guardados en la nube podemos estar seguros de que estarán ahí cuando los necesitemos. Se acabaron los problemas de los fallos en los discos duros o memorias USB. Además, solo tú tendrás acceso a ellos, así que nadie podrá robártelos o modificarlos sin tu permiso.

 

  • Flexibilidad: Se acabó el engorro de tener que cambiar el disco duro a uno de mayor capacidad o usar memorias externas. En la nube la memoria se estira como un chicle, así que si necesitamos más capacidad tan solo tenemos que contratarla y listo, en un momento la tendremos disponible.

 

  • Movilidad: Ya no hace falta que llevemos los archivos en un pendrive con el peligro que ello conlleva si es información delicada. Además, puedes trabajar allá donde vayas con cualquier ordenador que tengas a mano. Necesitas ese archivo en concreto para mirar un dato y lo tienes aún que estés en Cancún, maravilloso.

 

  • Compartir fácilmente: Recuerdo cuando se grababan las fotos del viaje con tus amigos en un CD, qué tiempos aquellos. Ahora es tan sencillo como compartir la carpeta con tus amigos y al instante podrán acceder a ellas.

 

Como puedes ver trabajar en la nube tiene una gran serie de ventajas si sabemos como utilizarla correctamente. Si aún no la utilizas de manera habitual te aconsejamos que empieces a hacerlo, tu productividad aumentará y estarás más tranquilo.