Cómo funciona la ley d'Hondt, paso a paso

El sistema de reparto de los escaños suele ser objeto de críticas, pero ¿cómo funciona? ¿Es realmente proporcional? ¿Cómo se calcula? Os lo explicamos.

Este domingo oiremos hablar mucho de la Ley D'Hondt, el sistema por el que se reparten los escaños de cada provincia en estas elecciones generales.

 

¿Qué es y en qué consiste la Ley D'Hondt?

La Ley D'Hont es un sistema electoral de cálculo proporcional que divide el número de votos emitidos para cada partido entre el número de cargos electos con los que cuenta cada circunscripción. Para entenderlo mejor utilizaremos un ejemplo ficticio.

 

Si en las próximas elecciones, en una de las circunscripciones de España, cuatro partidos políticos luchasen por conseguir los cinco cargos de diputados disponibles y el número de votos total (que no de censados, pues aquí sólo cuentan los votos válidos y los llamados en blanco) fuese de 13.500, estos serían los resultados:

 


Lo que marca la Ley D'Hondt es que hay que dividir el número total de votos que ha recibido un partido por 1, 2, 3, 4 y 5, es decir, los cargos electos que se disputan en cada circunscripción. En este caso, los 5.000 votos del partido A se dividirían por 1, 2, 3, 4 y 5; lo mismo con los 4.000 votos del partido B (1, 2, 3, 4, 5)... Los pondríamos en una tabla como la superior.


De todos los resultados obtenidos, los cinco diputados se asignan a las cinco cifras más altas, independientemente del partido que sean. Eso sí, para poder aspirar a obtener representación, hay que lograr un mínimo del 3% del total de los votos.

 


En este caso, el Partido A tendría el primer diputado gracias al resultado de 5.000; el segundo diputado correspondería al Partido B por el cociente de 4.000; el Partido C se llevaría el tercer diputado con la cifra de 3.500; el Partido A se quedaría con el cuarto diputado por el resultado 2.500; y el quinto y último diputado sería para el Partido B, con la cifra de 2.000, más alto que todos los cocientes del Partido D.

 

Por lo tanto, el Partido D no tendría representación, el Partido C alcanzaría un único diputado, y los partidos A y B se quedarían con dos diputados cada uno