Ciudadanos tiene la llave del cambio en Castilla y León

Francisco Igea

Los resultados de las elecciones autonómicas han dado un importante vuelco en Castilla y León, con la victoria del Partido Socialista y la derrota de un Partido Popular que dominaba de manera incontestable desde los tiempos de José María Aznar.

 

Estas elecciones tienen varios nombres propios, que escenifican el éxito y el fracaso sin apenas términos medios. En el bando de los vencedores, sin lugar a dudas, el socialista Luis Tudanca, que ha conseguido el mayor número de procuradores (35) y su victoria le otorga toda la legitimidad para convertirse en el nuevo presidente de la Comunidad. Para ello deberá contar con el apoyo de otro nombre propio de estos ganadores: Francisco Igea. El candidato de Ciudadanos ha sumado 13 escaños y se convierte en la auténtica llave de la gobernabilidad si apela a su propio ideario de regeneración, el mismo que le llevó a competir contra Silvia Clemente en las primarias de la formación naranja.

 

En esa ausencia de términos medios está la derrota del Partido Popular escenificado en Alfonso Fernández Mañueco. El heredero de Herrera no ha sido capaz de salvar su legado e incluso no ha interpretado bien el mensaje de las urnas. En la noche de este domingo habló de ponerse a disposición del resto de partidos para dialogar, como aferrándose al gran objetivo de su carrera política que ahora se desvanece tras una derrota sin paliativos.

 

Lo natural de esta nueva situación es que fructifique la alianza PSOE-Ciudadanos. Otra combinación deslegitimaría por completo a Igea tras el enérgico discurso que ha mantenido desde las primarias y hasta el final de la campaña electoral. Tudanca ya se posicionó en su primera reacción, ejerciendo de ganador de las elecciones y lanzando el mensaje que le ha otorgado su autoridad en las urnas.

 

Por supuesto, que hay muchos perdedores. Desde la política revanchista de Fernández Mañueco a los tremendos batacazos de otras fuerzas de la izquierda como Podemos o IU, que se han cobrado ya víctimas como la dimisión de Sarrión marcando un camino que podría seguir Pablo Fernández.

 

VOX no ha tenido la fuerza suficiente y ha entrado en la cámara regional con un único procurador para integrarse en un bloque mixto muy diverso pues habrá representación de Podemos, Unión del Pueblo Leonés y Por Ávila, todos ellos con un representante.

 

Las próximas fechas serán determinantes para la formación del nuevo Gobierno regional, pero las primeras palabras de Francisco Igea ya apuntaron a un cambio: “Vamos a garantizar la regeneración en esta Comunidad”, dijo. Y eso supone una mirada al pasado que entierra muchas cuestiones del pasado que este domingo quedaron reflejadas en el resultado final.