Ciudadanos cierra la puerta a Luis Tudanca: solo negociará con el PSOE si falla la opción del PP

Espejo e Igea, negociadores de Ciudadanos.

Uno de los emisarios de Cs asegura que solo negociará con otras fuerzas en el caso de que el acuerdo con el PP no fructifique. El partido de Rivera se vuelca en el acuerdo con Mañueco.

Luis Tudanca, ganador de las elecciones autonómicas en Castilla y León, no tendrá ninguna 'chance' para formar gobierno con Ciudadanos. El hecho de ser la fuerza más votada no va a dar una sola opción al candidato socialista, con el que es probable que Cs no llegue ni a sentarse. Esta es una de las grandes conclusiones del primer encuentro del equipo negociador de Cs con sus homólogos del PP, reunión de la que esperan que salga "un gran pacto" con los populares encabezados por Alfonso Fernández Mañueco.

 

La denuncia de un presunto fraude en las primarias del PP que ganó Mañueco, sobre la que los juzgados van a abrir diligencias de investigación, no ha sido impedimento. Preguntado en concreto por la denuncia de presunta financiación ilegal del PP en el proceso de primarias en Castilla y León, Igea se ha limitado a esperar a ver hasta dónde llegan las cosas.

 

Y es que, a pesar de los anuncios públicos, no ha habido reunión oficial alguno entre PSOE y Cs. No se ha producido hasta ahora y, desde que el lunes Albert Rivera marcó al PP como socio prioritario, hay menos posibilidades de que Tudanca y los negociadores de Cs se lleguen a sentar. De hecho, los emisarios de Ciudadanos esperan que no haya que reunirse y manejan un escenario prioritario: pactar ya con el PP. Tras la reunión de este miércoles, se constituirá una mesa de trabajo programática donde los equipos de sendas formaciones discutirán un acuerdo de Gobierno. Las dos partes dan por sentado que lo habrá.

 

Así lo ha asegurado uno de los integrantes del equipo de negociación de Ciudadanos, José María Espejo, que ha confirmado que la formación 'naranja' sólo negociará con otras fuerzas en el caso de que el acuerdo con el PP no fructifique. Esta es, además, una posibilidad que, según ha admitido el secretario de Acción Institucional del partido, espera que no sea así, ante la "disposición" que ha visto en las filas del Partido Popular para que "las cosas cambien".

 

Ciudadanos ha acogido con entusiasmo el primer encuentro con el PP para negociar un posible pacto, a pesar de las difíciles circunstancias en las que se ha producido. Un juzgado de Salamanca decidía este mismo miércoles, mientras se producía la reunión entre PP y Cs, iniciar diligencias para investigar una denuncia anónima que siembra dudas sobre la limpieza del proceso para elegir a Mañueco presidente del PP de Castilla y León, y candidato a la Junta. Según la denuncia, el partido habría abonado las cuotas impagadas de afiliados de Salamanca con tal de que votaran a Mañueco en las primarias en las que se enfrentó a Antonio Silván.

 

La denuncia va a ser investigada, pero no ha sido obstáculo para que tanto el secretario de acción institucional de Cs como el propio candidato, Francisco Igea, hayan insistido en que su socio "preferencial" es el PP, del que esperan la asunción de medidas "específicas y claramente necesarias" en materia de regeneración democrática, ante lo que han constatado la "buena disposición" de los 'populares', a expensas ahora de lo que acuerden los equipos negociadores.

 

Esas medidas de regeneración democrática, entre las que está la lucha contra la corrupción, forman parte de un decálogo que Cs ha dado a la firma al PP de Castilla y León. TRIBUNA ya ha informado del contenido de ese decálogo. Aceptarlo es condición imprescindible para iniciar las conversaciones para formar gobierno, y el hecho de que Fernández Mañueco tenga sobre la mesa esa denuncia y la decisión de un juzgado de abrir diligencias de investigación, no parece haber sido un obstáculo para que el PP acepte ese decálogo.

 

 

El cambio según Cs y el pacto de perdedores

 

Ciudadanos ha anunciado durante toda la campaña el "cambio" en Castilla y León, y este miércoles han asegurado que el cambio consiste en que haya miembros del partido naranja en gobiernos. "Las cosas van a cambiar en la comunidad autónoma de Castilla y León y los ciudadanos lo van a ver", se ha reafirmado por su parte Francisco Igea. El candidato ha descartado pedir la cabeza de Alfonso Fernández Mañueco tras la denuncia que se investiga por presunta financiación ilegal contra el PP de Castilla y León, pero ha hecho hincapié en que no podrá haber imputados en el Gobierno.

 

A la pregunta de si sigue manteniendo que un acuerdo entre las segunda y la tercera fuerza es un pacto de perdedores, el secretario general del PP ha recordado que el ganador de las elecciones en Castilla y León, el socialista Luis Tudanca, tuvo la "ocasión" en su día de votar una reforma legislativa para que gobernase la lista ganadora tanto en los ayuntamientos como en las comunidades que rechazó, lo que da "libertad" ahora a PP y a Ciudadanos para intentar llegar a un acuerdo de Gobierno. "Nos ha dejado el campo abierto", ha espetado.

Noticias relacionadas