Cientos de palentinos acompañan a Jesús de Medinaceli prendido por las calles de la ciudad

La procesión del Prendimiento repitió escenario en la Iglesia de San Miguel, donde se guardó un minuto de silencio en memoria del párroco Eleuterio García, fallecido recientemente y uno de los impulsores de este desfile.

La procesión del Martes Santo y el acto del Prendimiento volvió a congregar a cientos de palentinos junto a la iglesia de San Miguel para seguir uno de los momentos más emotivos de la Semana de Pasión en Palencia.

 

A las 20 horas partió la procesión desde la capilla de la cofradía nazarena, donde los hermanos emprendieron el desfile arropando al paso de La Traición de Judas. El resto de cofadrías, aguadaban en formación en los aledaños de San Miguel.

 

A las 21 horas, la comitiva de los nazarenos llegaba a la puerta del templo. Fue el momento de recordar a Eleuterio García, párroco de San Miguel fallecido hace escasas fechas, por el que se guardó un minuto de silencio. Después, la narración teatralizada del pasaje del Prendimiento de Jesús contó con las voces de los actores del Teatro del Limbo.

 

El hermano mayor nazareno, Domiciano Curiel, golpeó con su gallardete tres veces el dintel de la puerta y tres toques de tararú precedieron a su apertura y la salida del Cristo de Medinaceli, la talla del siglo XVII, entre los sones del Himno de Medinaceli, interpretado por la Banda Municipal de Música.

 

Con Jesús de Medinaceli ya prendido, la comitiva partió para completar el resto del recorrido de la procesión que organiza la Archicofradía de la Ilustre Esclavitud de NP Jesús de Medinaceli y de la Cofradía de NP Jesús Nazareno y NM la Virgen de la Amargura .