Castilla y León se prepara contra los incendios: más de 4.300 profesionales y 31 medios aéreos, disponibles

La Junta de Castilla y León y la Delegación del Gobierno han mantenido una reunión de coordinación en la Base Aérea de Matacán, en Salamanca, en la que han expuesto los medios para esta campaña.

El operativo para luchar contra posibles incendios en Castilla y León ya está "operativo al cien por ciento" para intervenir en el caso de que sea necesario, con 31 medios aéreos, 305 autobombas y vehículos 'pick-up', 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 28 retenes de maquinaria y 210 puestos y cámaras de vigilancia, dentro de un dispositivo de 4.369 profesionales.

 

Así lo han puesto de manifiesto el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones,y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, durante su visita a la base aérea de Matacán, donde se han reunido para coordinar las tareas de este servicio.

 

Tanto Suárez-Quiñones como Barcones han puesto de relieve que la Administración Autonómica es quien tiene la competencia de la prevención y extinción de incendios forestales, pero han remarcado que cuenta con la colaboración de "relevancia" del Gobierno de España y de otras administraciones, como comunidades autónomas limítrofes, ayuntamientos, diputaciones o mancomunidades, además de Portugal.

 

En lo que a la Administración General del Estado se refiere, aporta al operativo cinco aviones, cinco helicópteros, un avión no tripulado y la colaboración del Seprona de la Guardia Civil y de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con la posibilidad de incorporar otros efectivos, que se pueden desplazar desde distintos puntos del país.

 

Suárez-Quiñones ha destacado la labor que desempeña el dispositivo, que permite que el 60 por ciento de las alertas de incendio se quede en conato, al no llegar cada uno de ellos a la hectárea de extensión en el momento de la extinción.

 

También, ha puesto de relieve el aumento de efectivos en la Comunidad Autónoma, cuyo número ha crecido en 240 profesionales más desde el comienzo de la legislatura, 19 de ellos se han incorporado este mismo año 2018.

 

 

"NO BAJAR LA GUARDIA"

 

En cuanto a las actuaciones en lo que va de verano, cuya campaña entró en máximo despliegue el pasado 1 de julio, el consejero ha valorado que hasta el momento se hayan contabilizado "muchísimos menos incendios" que en el "fatídico año pasado". No obstante, "no podemos bajar la guardia", ha añadido.

 

Por su parte, durante su visita a la base aérea de Matacán, la delegada del Gobierno ha insistido en ese mismo apartado de "no fiarse" y de tener "preparados todos los medios" para intervenir en el caso de que sea necesario.

 

Asimismo, Virginia Barcones ha remarcado la importancia de "hacer pedagogía" para que la ciudadanía sea consciente de que el 95 por ciento de los incendios forestales están causados por la mano del hombre.