Cárcel para 'el químico', el profesor de Farmacia que producía drogas en un laboratorio ilegal de Zamora

Imagen de la Guardia Civil con el material decomisado en la operación.

Cinco años de cárcel y 200.000 de multa para el profesor de la Universidad de Salamanca cabecilla de la red de tráfico de drogas de Valdefinjas.

Los quince acusados de integrar una red de tráfico de drogas y regentar un laboratorio de elaboración de sustancias en el término zamorano de Valdefinjas, próximo a Toro, han llegado a un acuerdo con la Fiscalía para aceptar condenas que oscilan entre uno y cinco años de cárcel.

 

Precisamente, el cabecilla de la red, conocido como "el químico", debido a su labor de profesor de Farmacia en la Universidad de Salamanca, se ha conformado con una pena de cinco años de cárcel y una multa de 209.000 euros.

 

Como cómplice, otro de los acusados ha asumido una pena de tres años de prisión y la misma cantidad en concepto de multa.

 

El resto de los implicados en este delito han accedido a la petición de la Fiscalía de penas que oscilan entre los tres y un año de cárcel, según su incriminación en el caso, y multas que se reparten entre mil, 600 y 500 euros.

 

En total, todas estas cuantías acumulan 424.315 euros. Todos los acusados se han conformado por la pena solicitada por la Fiscalía, por lo que el juicio no se ha celebrado y ninguno de ellos ha tenido que declarar.

 

De esta manera, la previsión de la Audiencia Provincial de tres días de vista para desarrollar este caso, con quince acusados, se ha reducido a apenas una hora, para explicar a cada uno de los imputados las penas correspondientes.

 

A la vista oral estaban citados una veintena de testigos, entre ellos doce agentes de la Guardia Civil que desarrollaron la operación, así como los responsables de tres informes periciales sobre la droga intervenida y los productos encontrados en Valdefinjas.

 

El Ministerio Público considera probado que en agosto de 2014 tres de los acusados contactaron con el exprofesor universitario y los cuatro acordaron montar el laboratorio en una vivienda de Valdefinjas, para lo que adquirieron a distintas empresas material de laboratorio y los producto utilizados como precursores.

 

Tres meses después el laboratorio fue desmantelado por la Guardia Civil que intervino, entre otras sustancias, 100 kilos de alcohol bencílico, 84 de ácido acético, 31 de ácido fórmico, otros 31 de ácido clorhídrico y 24 de amoniaco.

 

Del mismo modo, en la vivienda en la que se encontraba el laboratorio se incautaron otros productos como ácido sulfúrico industrial, metilamina, cianuro sódico y sosa cáustica, además de alambiques, coladores, máscaras y guantes, bombas de succión o una envasadora. Los agentes hallaron igualmente diversas cantidades de cannabis y anfetaminas en registros efectuados en seis domicilios de Toro (Zamora) y uno de Villafranca de Duero (Valladolid).