Cyl dots mini

Armisén solicita colaboración "leal y sensata" entre las administraciones para rehabilitar el castillo de Monzón

Ángeles Armisén

Esas obras para conservar y mantenerlo, y su cuerpo amurallado exterior, han supuesto desde 2008 una inversión global cercana al millón de euros.

La presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha visitado este lunes las obras de urgencia que se están realizando en el el Castillo de Monzón de Campos, en una almena que sufrió un desprendimiento el pasado día 13 a consecuencia de una fuerte tormenta, y se ha referido a la necesidad de una colaboración "leal y sensata" de las administraciones para la rehabilitación de esta fortaleza.

 

Armisén, que ha estado acompañado, entre otros, por el delegado de la Junta, Luis Domingo González; y la jefa del servicio territorial de Cultura, Isabel Landa, ha querido visitar este castillo, propiedad de la Diputación, para conocer su estado.

 

La actuación de urgente que se está llevando a cabo en el castillo, cuenta con una partida de 12.335 euros, y se suma a las habituales obras que efectúa la Diputación para mantener este edificio, cerrado y sin uso desde 2001, cuando expiró el contrato de concesión de hostelería que lo explotaba hasta entonces.

 

Esas obras para conservar y mantener el castillo de Monzón, y su cuerpo amurallado exterior, han supuesto desde 2008 una inversión global cercana al millón de euros.

 

En ese sentido, Armisén ha aseverado que es "indispensable una cooperación leal y sensata entre las administraciones públicas y la sociedad civil" para impulsar una rehabilitación del Castillo
de Monzón que permita en el futuro "usos beneficiosos para toda la provincia", y que además resulten "viables económicamente".
 

La presidenta de la Diputación recordó que el actual proyecto elaborado por la institución para crear un Centro Cultural Polivalente, cuyo coste ronda los tres millones de euros, se presentó en la convocatoria de junio de 2018 del 1,5 por ciento Cultural del Ministerio de Fomento, para pedir una ayuda ministerial de 2,16 millones de euros.

 

A falta de confirmación oficial, la concesión fue denegada, pero el proyecto recibió una "elevada" puntuación en los baremos y se quedó en puertas de beneficiarse de ese programa.

 

No obstante, Armisén ha anunciado que se presentar el proyecto a esos fondos del 1,5 por ciento cultural, sin perjuicio de buscar cofinanciación en otros programas y administraciones públicas, para que la parte de la inversión correspondiente a la Diputación sea "asumible y acorde con los futuros beneficios socioeconómicos que reporte a la provincia".