Armisén destaca la "gran oportunidad" para el Canal de Castilla dentro de la red de Destinos Turísticos Inteligentes

La presidenta de la Diputación de Palencia asegura que debe servir para que este recurso patrimonial ayude en el desarrollo de los municipios ribereños, tanto los urbanos como en especial los del medio rural.

La Diputación de Palencia ha destacado este miércoles en Fitur la "gran oportunidad" para el Canal de Castilla que puede suponer pertenecer a la red de Destinos Turísticos Inteligentes integrada por setenta destinos.

 

Esta Red que impulsa el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR), incluye a ciudades y enclaves turísticos del máximo nivel, como Benidorm, San Sebastián, Palma o Santander, así como a una treintena de miembros institucionales y entidades colaboradoras, que cooperan para generar destinos turísticos innovadores, que se consoliden sobre una infraestructura tecnológica de vanguardia y garanticen el desarrollo sostenible del territorio, accesibles para todos, y que faciliten la interacción e integración del visitante con el entorno, a fin de incrementar la calidad de su experiencia en el destino y mejorar la calidad de vida del residente en cada destino.

 

Durante su intervención, la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, ha manifestado que la inclusión del Canal de Castilla en la Red DTI es "una gran oportunidad" que debe servir para que este recurso patrimonial ayude en el desarrollo de los municipios ribereños, tanto los urbanos como en especial los del medio rural.

 

Bajo el título 'El Canal de Castilla. De la Ilustración a la inteligencia turística', la jornada también ha contado con la participación de la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, organismo rector de la cuenca que gestiona este bien patrimonial del Estado, y se encarga de las labores derivadas de su explotación para uso de abastecimiento de agua potable y agrícola (inspección, vigilancia y reparaciones), así como del acondicionamiento de caminos de sirga y márgenes, plantaciones y protección de las riberas, entre otras actuaciones.

 

El Canal de Castilla, que la Junta de Castilla y León declaró en 1991 Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de conjunto histórico, es un recurso turístico, paisajístico y patrimonial de primer orden en esta comunidad. Sus doscientos siete kilómetros atraviesan treinta y ocho municipios de las provincias de Burgos, Valladolid y Palencia, la única de las tres por la que pasan los tres ramales (Norte, Sur y Campos), con cerca del 85 por ciento de su recorrido total, que cruza los términos de 25 municipios, incluida la capital, según ha destacado Armisén durante su intervención.

 

El Canal de Castilla se incorporó en diciembre de 2018 al proyecto Destinos Turísticos Inteligentes mediante la elaboración del diagnóstico y un plan de acción. La titular de la Diputación de Palencia ha destacado que en esta provincia existe una larga experiencia en la promoción turística del Canal, especialmente a raíz del Plan de Excelencia Turística 2005-2008 que gestionó el citado consorcio, una tarea muy vinculada al tejido asociativo, productivo y municipal del entorno.

 

"Es una experiencia que se consolidó en los años siguientes y que debe servir de base para nuevas actuaciones hacia un mayor y mejor uso turístico del Canal, potenciando el conocimiento de sus diversos valores: arquitectónicos, paisajísticos o ecológicos. Porque es un patrimonio rico que debemos aprovechar para ayudar al desarrollo sostenible del territorio donde se ubica", ha añadido Armisén.

 

Asimismo, ha puesto de manifiesto el "indudable atractivo" que el Canal de Castilla tiene para los viajeros y destacó, como indicador, que los dos barcos que recorren unos tramos navegables -el Juan del Homar y el Marqués de la Ensenada, en Frómista y Herrera de Pisuerga, respectivamente-, que gestiona la Diputación de Palencia a través de su Servicio de Turismo, han superado en 2019 los 20.000 usuarios, cifras que sitúan la demanda al nivel de otros recursos turísticos muy consolidados que gestiona esta administración, como la Cueva de los Franceses.

 

La presidenta de la Diputación palentina ha subrayado que solo el 5,4 por ciento de los 12.000 usuarios que alcanzó en 2019 el barco de Frómista eran peregrinos, "lo que revela que el Canal de Castilla es por sí mismo un recurso atractivo para el viajero".