Apoyo vital fuera y dentro de casa gracias a la Diputación de Palencia
Cyl dots mini

Apoyo vital fuera y dentro de casa gracias a la Diputación de Palencia

Apoyo vital fuera y dentro de casa gracias a la Diputación de Palencia. ICAL

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) presta atención a los usuarios en sus rutinas diarias y realiza acompañamientos en recados, compras o paseos

“Si tengo que ir a sitios algo más largos y lejos me acompaña, porque yo suelo salir por la plaza para andar. Es una más y una gran ayuda porque viene día y noche”. Así de rotunda se muestra Dolores Bernal, una usuaria del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de la Diputación de Palencia en Grijota, en referencia al acompañamiento que realiza Visitación, su auxiliar.

 

Vestida y aseada, Dolores está lista para acercarse a la carnicería, siempre bajo la sombra de Visitación. “Vengo a comprar queso blando, porque ya tengo jamón. El resto de la comida me la traen de la residencia”, asegura en declaraciones a la Agencia Ical.

 

Una vez que la compra está finalizada, es hora de coger el andador, su vehículo de movilidad personal, al mas puro estilo de un patinete eléctrico, y tomar rumbo hacia una vivienda cercana, donde se encuentra con una amiga de toda la vida, con quien charla la mayoría de mañanas.

 

Aunque hoy no toca, Visitación también ayuda a Dolores a la hora de ir a la farmacia o en otros recados, aunque reconoce que tampoco ha salido mucho durante la pandemia. Tal es así que, hasta hace tres semanas, apenas había salido a la calle, dado que “se encontraba muy a gusto en su casa y en su patio”, apunta.

 

La profesional traslada que Dolores tiene el servicio desde hace ocho años, pero se ha ido aumentando sus prestaciones, al volverse más dependiente con el paso de los años. “Antes no tenía oxígeno y no era diabética, pero ahora sí, al igual que el uso del andador”.

 

Aclara que se dedica a llevar a cabo esta labor social desde hace 23 años y no se mueve de la localidad palentina de Grijota, al atender a cuatro usuarios del propio municipio, tanto personas mayores como gente más joven que son dependientes. Reparte el tiempo que tiene concedido cada uno por Diputación para ofrecer la mejor prestación posible, como es el caso de Dolores, que tiene atención por la mañana y por la noche.

 

El día a día se centra en levantar a cada vecino, aseo y comida, ayudar a hacer la compra o realizar acompañamiento en la calle. Aun así, todo varía, al tener que atender a otros usuarios más dependientes, apostilla a Ical.

 

Apoyo vital

De igual manera sucede con Felisa Meléndez, una usuaria del SAD en Dueñas, donde la auxiliar Purificación Cosgaya la atiene de lunes a sábado una hora y 45 minutos. La ayuda a asearse y a vestirse, además de realizar las labores domésticas y la limpieza del domicilio. Aunque la acompaña a la calle y en los paseos, el resto de acciones y compras las llevan a cabo sus familiares. 

 

No obstante, si ella lo necesita y no tiene compañía, aclara que la acompañaría en lo que hiciera falta en el día a día, tanto a la farmacia, al banco o al médico, añade la auxiliar, que la lleva asistiendo nueve años, razón por la que “se entienden a la perfección y nunca han tenido ningún problema”.

 

Felisa afirma a Ical que, sin hacer frío, sale una hora a andar acompañada de la auxiliar. De esa forma, “se la hace el día más ameno”. Deja claro que quiere seguir en su casa, gracias a la ayuda de la auxiliar y el servicio que ofrece la Diputación, dado que ya ha estado en algún momento puntual en una residencia, pero “no la convence”.

 

Y es que, la ayuda de Puri no la cambia por nada del mundo y está muy contenta. “Nos llevamos muy bien”. “Pinto, coloreo y coso, porque todavía puedo ver para ese tipo de labores”. Además, agrega que Puri, como así la llama cariñosamente, le ayuda todas las mañanas a lavarla, vestirla y arreglarla. “Es una más de la familia, porque sin su ayuda no podría estar”, asevera Felisa.

 

El Servicio de Ayuda a Domicilio, que la Diputación gestiona a través de los once CEAS de la provincia, se financia mediante el acuerdo marco con la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León en el cuatrienio 2020-2023. La atención a las situaciones de dependencia supone casi dos terceras partes (63,2 por ciento) de la asignación que recibe la institución provincial (más de 15,5 millones de euros en los cuatro años de vigencia del acuerdo marco, en los que se incluye una amplia partida de 13,9 millones para la ayuda a domicilio).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: