Agricultura trabajará con Gullón, Siro, Acor y harineros para mejorar el rendimiento y la calidad del trigo

La Consejería de Agricultura y Ganadería trabajará con las empresas galleteras Gullón y Siro, con la azucarera Acor y con la Asociación de Fabricantes de Harinas y Sémolas de Castilla y León para investigar en el cultivo del trigo en la búsqueda de variedades de máxima calidad que permitan mejorar el rendimiento de la producción.

Según ha reconocido la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, se trata de un objetivo "ambicioso e importante" que busca aprovechar la fortaleza productora de Castilla y León, con 884.131 hectáreas destinadas al cultivo de trigo blanco y una producción estimada este año de 2,5 millones, para potenciar este cereal y apostar por las variedades de mayor calidad, entre las que ha situado la "eneas".

 

Para ello se llevará a cabo un proyecto de I+D+i en colaboración entre la Junta, a través del Itacyl, y el sector productor molturador y transformador para mejorar la calidad y la cantidad de las producciones a través de investigaciones del germoplasma que redunden en un mayor valor añadido de la producción.

 

En concreto, se realizarán ensayos de experimentación en temas como el estudio de adaptación de nuevas variedades de trigo blando de alta fuerza, se evaluarán sus características harino-panaderas, se realizarán estudios agronómicos en condiciones de campo y cultivo forzado para poner a punto material vegetal y técnicas culturales adecuadas y obtener nuevas variedades.

 

Otro de los objetivos es orientar la producción de los agricultores de la Comunidad hacia las necesidades de la industria transformadora ya que, según ha recordado la consejera, cada año se importan 5,5 millones de toneladas de trigo blando en España, lo que supone que este país es "deficitario" en "una producción necesaria".

 

Dicho esto, la consejera ha aclarado que en el convenio suscrito este viernes no se han fijado un objetivo de aumento de la producción de trigo panificable de calidad, una cantidad que se establecerá en el plan estratégico sobre cultivos herbáceos de alto valor añadido en el que trabaja la Consejería de la mano de todos los agentes implicados.

 

A esa mejora de la producción y de los rendimientos a través de las variedades de mayor calidad ha sumado otras prácticas de cultivo, como el abono nitrogenado y el momento en el que se lleve a cabo.

 

Silvia Clemente ha destacado la importancia de este convenio de colaboración para empresas como Gullón y Siro que abastecen en estos momentos el 45 por ciento del consumo nacional, por lo que ha insistido en la necesidad de fomentar la investigación para que la industria castellanoleonesa pueda sacar al mercado nuevos productos sanos y de calidad a través también de una mayor especialización.