Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

Los ERE: Más madera en la corrupción política

Chaves gri%c3%b1an detail

La legislación española, en mi modesta opinión, ha permitido abusar de los ERE (Expediente de Regulación de Empleo), que además han traído consigo un problema añadido, dejar sin trabajo a multitud de veteranos profesionales, algunos de los cuales quieren seguir currando, y a los que casi ninguna empresa quiere contratar debido a su edad, perdiendo así un bagaje de experiencia y talento que un país como el nuestro no se debería permitir. Así somos.

 

Con la sana intención de paliar la tragedia personal y familiar que produce que los trabajadores pierdan el empleo por causas objetivas (eso dicen), las administraciones públicas han destinado un montón de miles de millones de euros a la causa. Y, claro, los listillos de turno -que en España abundan- se han aprovechado del sistema para ponerse las botas o hasta el culo (con perdón) de cocaína, por citar algún caso concreto.

 

La reciente sentencia de los ERE de Andalucía, además de desenmascarar a un clan de listillos, ha puesto en evidencia un ilegal y desleal sistema político destinado a cautivar votos y construir un pretendido régimen cuasi eterno. Tan sólo ha sido la primera de las numerosas piezas en las que ha sido divido este macroproceso judicial, en el que están inmersos 527 procesados, entre ellos 27 cargos públicos y unos cuantos sindicalistas y empresarios. Vamos que todavía queda mucha tela que cortar.

 

El caso de los ERE de Andalucía ha salpicado al PSOE, cuyos dirigentes ahora silban y miran hacia otro lado, como antes lo hicieron en el PP, que son los dos partidos políticos con mayor número de casos de corrupción demostrada por los tribunales. Lógico, teniendo en cuenta que son quienes más han ocupado el poder en las instituciones de este país en los últimos 40 años. Y aunque otras formaciones políticas han tocado menos moqueta institucional, ya empiezan a producir sus propios chorizos. Sin olvidarnos de CiU y CDC en Cataluña o Unión Mallorquina en Baleares.

 

Haciendo recuento, los casos juzgados suponen un montante aproximado de unos 10.000 millones de euros,  levantados del erario público, es decir a todos los españolitos de a pie, por los ladrones de turno. Y eso que todavía no se han sustanciado los conocidos como casos Puyol, Edu, etc. Sólo el caso Malaya del Ayuntamiento de Marbella supuso un fraude de más de 2.500 millones de euros.

 

Pendiente de recurso al Tribunal Supremo, con José Antonio Griñán serían seis los presidentes de comunidades autónomas que habrán pasado por la trena: Gabriel Urralburu (PSOE, Navarra), José Marco (PSOE, Aragón), Jaume Matas (PP, Baleares), Eduardo Zaplana (PP, Valencia) e Ignacio González (PP, Madrid). Se libró por un penoso indulto el que fuera presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, entonces en el desaparecido partido Unión para el Progreso de Cantabria. A este listado podríamos añadir a varios ministros que también han conocido la prisión desde dentro de la celda: José Barrionuevo (PSOE), -éste por los GAL, donde también se cogió dinero de los fondos reservados para fines nada éticos- y Rodrigo Rato, por el pufo de las tarjetas black. También ha sido condenado en esta sentencia de los ERE Manuel Chaves (PSOE), expresidente andaluz, pero no a prisión si no a inhabilitación para ocupar cargo público. Idem con Magdalena Álvarez (PSOE), exministra de Fomento con Zapatero.

 

En el fondo, que haya políticos que metan la mano en el cajón o que lo consientan no es más que el reflejo de la sociedad en la que vivimos, donde hay mucho listillo en trabajos públicos y privados que tanga si se pone a tiro la ocasión. Lo que resulta esperpéntico es la cantidad de políticos y ciudadanos que no miden la corrupción por igual, venga de donde venga y la cometa quien la cometa. No es de recibo moral considerar que si el corrupto es de mi partido, pelillos a la mar y a olvidar rápido, y si es del contrario, despiadadamente a por ese cabrón indefinidamente. Sólo hay que echar un vistazo a la manera de opinar de tanto tertuliano que anda suelto por ahí, según su descarado sesgo ideológico.

 

Como dice el saber popular: ¿Si votas a políticos corruptos por qué no le das las llaves de tu casa a los ladrones?

Comentarios

M. Cuaresma 21/11/2019 16:33 #2
Son unos cuantos los presidentes autonómicos que han pasado por la cárcel y a cuántos no habrán pillado.
Litri 21/11/2019 13:32 #1
Caiga todo el peso de la ley sobre quienes se aprovechan de sus cargos políticos para robar el dinero de todos

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: