Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

Emergencia climática y postureo

Manifestaci%c3%b3n secundaria clima 11 detail

El post de Pedro Santa Brígida en Tribuna.

En 1882 la ahora prestigiosa revista Nature publicó una carta al director que subrayaba que “la creciente polución de la atmósfera tendrá un marcado impacto en el clima del mundo”. En 1912 el semanario The Schodhaven Telegraph se preguntaba si ¿está cambiando el clima? Y en 2019 parece estamos o tenemos que estar poco menos que acojonados con la denominada emergencia climática.

 

En estos 137 años la humanidad ha ido liquidando tierra, mar y aire, colmando el mundo de mierda de todo tipo y olvidando que la Tierra es la única casa común que tenemos todos los seres vivos que pululamos por el planeta. La situación está llegando a tal nivel de gravedad que los científicos advierten de las tremendas consecuencias a las que se va a enfrentar el mundo en las próximas décadas. Si la temperatura de la Tierra sigue aumentando al ritmo de los últimos años, acabaremos sobreviviendo en las cavernas -o el que pueda en lujosos refugios con todo tipo de comodidades-, como en las películas.

 

No sé si los negacionistas viven en el mismo planeta que yo o les importa un bledo lo que pase en el próximo siglo, o ambas cosas. De lo que no tengo la más mínima duda es que el clima de mi pueblo está raro desde hace años, hace más calor, o no llueve durante largas temporadas o llueve a lo bruto y casi ni nieva, dicho en plan simple. Soy de los que piensan que la situación del clima es de máxima emergencia e imagino a mis descendientes, la que les espera…

 

El cambio climático está de moda porque estos días tiene lugar en Madrid la COP25, la cumbre anual del clima. Los datos son espeluznantes: estamos viviendo la década más caliente desde que existen mediciones (una media de +1,1 grados que en el período preindustrial), 2016 fue el año más caluroso de la historia, dicen los expertos que a finales de siglo tendremos 3 grados más de media que en la actualidad, el mar está absorbiendo la basura, el calor y el dióxido de carbono, el hielo de Groenlandia y la Antártida se está derritiendo, etc.

 

La cumbre del clima reúne en España a miles de científicos, expertos, activistas y demás grupos interesados en el tema. Lo que retrata la realidad de este macro evento es que no asisten los chinos, que son los que aportan el 29% de las emisiones de CO2 al planeta; los estadounidenses, que emiten un 15%, sí están, pero su presidente pasa de todo esto, y por aquí tampoco van a pasar los máximos mandatarios de Rusia, India o Brasil, países también señalados en el ranking de los más contaminantes, ni Merkel ni Macrón ni casi nadie de los VIP.

 

La emergencia climática debería ser prioritaria para los mandamases del planeta, sin embargo, con una fotito, unas poses y unas frases rimbombantes consideran que salen bien parados, y mientras tanto la casa común de los seres vivos conocidos se va al carajo. Esto es un esperpento, vivimos en una sociedad infantilizada en la que hablamos en exceso de Greta Thunberg y nada de la responsabilidad individual y colectiva de cada persona, empresa, ciudad, región o país. ¿Y qué hacen los organismos internacionales?

 

Estamos ante la mayor amenaza que ha vivido el ser humano en toda su historia y contamos con una representación política a nivel global que no está a la altura del reto al que se enfrenta el planeta. El egoísmo individual y colectivo triunfan en un mundo muy desarrollado en lo tecnológico y excesivamente arcaico y cutre en valores universales. Parece que lo sustancial es si somos de izquierdas o de derechas, cristianos o musulmanes, monárquicos o republicanos, autóctonos o inmigrantes (perdón, que ahora se dice migrantes), del Madrid o del Barça, tirios o troyanos...

 

La Tierra tiene 4.500 millones de años y hombres y mujeres nos la podemos cargar en unos pocos miles de años. Hasta que no cunda el pánico por las tragedias que sufrirán las próximas generaciones, todo seguirá casi igual. Entonces se preguntarán ¿por qué no hicieron caso a los científicos? Pena me da este mundo del postureo y de la falsa imagen.

Comentarios

P. Pinto 05/12/2019 13:47 #1
Es egoísmo puro. El problema real del clima será para los próximos 30-40 años. Los gobiernos hacen muy poco

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: