Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

El caso Zozulya y la suspensión de partidos de fútbol

Zozulya detail

La suspensión de la segunda parte del partido de fútbol entre el Rayo Vallecano y el Albacete, de la Segunda División -denominada Liga SmartBank por cuestiones publicitarias-, ha abierto el debate sobre los insultos racistas, xenófobos -y de todo tipo- en los recintos deportivos y sus oportunas consecuencias disciplinarias. Los ultras del equipo madrileño, los Bucaneros, utilizaron la expresión ‘nazi’ en sus cánticos contra el jugador ucraniano del equipo albaceteño, Roman Zozulya, y por primera vez en la historia del fútbol español un encuentro fue suspendido por los agravios cometidos por una hinchada.

 

Ha habido unanimidad a la hora de entender que este tipo de actos no se deben consentir. Desde el árbitro, a la Federación Española de Fútbol, pasando por el sindicato de futbolistas AFE, los entrenadores, los presidentes de ambos clubes y hasta el ministro de Cultura, José Guirao, todos han condenado los hechos y han coincidido en que el partido debía ser suspendido. El asunto ha incendiado las redes sociales e incluso el prófugo Puigdemont ha aprovechado la ocasión para atizar a la prensa española por preocuparse de este asunto y no por los insultos que reciben los independentistas catalanes, calificados habitualmente en las redes sociales como nazis y supremacistas.

 

Lo sucedido en Vallecas plantea ahora lo que ocurrirá en el futuro con los cánticos de los hooligans más fanáticos que pueblan todos los campos de fútbol, porque no olvidemos que la inmensa mayoría de la gente va a disfrutar o sufrir con el espectáculo deportivo. ¿Se suspenderán los partidos donde se insulte a negros y homosexuales, en los que se cante ‘muérete’ o tu pareja es una zorra a determinados jugadores? ¿Se suspenderán los partidos en los que algunos energúmenos humillen a las arbitras?

 

Controlar a la masa es complejo, es la manada perfecta para que los cerebros más putrefactos desahoguen sus iras y complejos. El deporte representa todo lo contrario de lo que muchos de sus presuntos aficionados expresan con gritos y gestos fuera de lugar. El respeto debería ser la máxima principal en cualquier competición deportiva. Y en la vida en general, cosa que no sucede hoy en día.

 

Acusan a Zozulya, de quien comentan sus compañeros de vestuario que es buen compañero y persona, de fotografiarse junto al líder del nacionalismo de Ucrania, Stepán Bandara, el político que impulsó la independencia del país de la Unión Soviética; también es criticado por una imagen en la que aparece en una cancha de baloncesto, en cuyo marcador figuran los números 14, 18 y 88, cifras que se adjudican a las 14 palabras de David Lane en un eslogan supremacista blanco, a la expresión Adolf Hitler (18) y a Heil Hitler (88); y por algunas fotos en las que se le puede ver empuñando armas junto a soldados de su país.

 

El presidente ucraniano, Valdimir Zelensky, ha dicho en redes sociales que Zozulya es un ‘verdadero patriota’ que sólo defiende a su país y el embajador en España, Anatoliy Scherba, que es ‘un ejemplo para los jóvenes’. En su tierra, para la mayoría, casi un héroe y aquí, a juicio de unos cuantos, casi un villano. Hay quienes afirman que el mismísimo Putin está detrás del desprestigio público en internet del jugador de fútbol protagonista de toda esta historia. A saber… Lo único cierto es que en Ucrania la inmensa mayoría de la población se declara abiertamente anticomunista por motivos obvios.

 

Zozulya será a partir de ahora un nombre perenne en el lenguaje disciplinario deportivo español. Con él se ha abierto un melón de interesantes e imprevisibles consecuencias. Veremos como resuelven el órdago de las posibles suspensiones de partidos la Federación y la Liga de Fútbol Profesional. Y aviso para navegantes de otras competiciones deportivas, que no es fútbol todo lo que reluce. A ver si conseguimos de una vez excluir a los intolerantes del deporte.

 

Por cierto, Zozulya tiene derecho a pensar como le de la real gana mientras cumpla la ley y no cometa delitos, aunque a mí no me guste.

Comentarios

Cuaresma 19/12/2019 10:42 #1
Los cafres fuera de los campos de fútbol, hace falta más respeto y es hora de imponer más castigo a los que insultan

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: