Lauracaneva original

Limpio y Ordenado

Laura Cáneva Lobato
Mi nombre es Laura Cáneva, soy la mamá de Carmen y Juncal y llevo más de 12 años ayudando a gente a mantener limpio y ordenado su hogar. Soy Organizadora Profesional y quiero ayudarte a poner orden en tu hogar y paz en tu mente, de una forma muy sencilla y sin agobios.

Cambio de armario

Armario detail

La autora del blog te ofrece unos necesarios consejos para esta tarea: la regla de los cuatro montones.

Puede que seas de los afortunados que tienen armarios infinitos en los que guardar la ropa de todas las temporadas, pero si no es así, aquí te voy a dar unos trucos para que el cambio de armario sea una labor sencilla y cómoda.

 

BUSCA EL MOMENTO ADECUADO

 

Planifica en que momento vas a realizar el cambio de armario, si no has hecho una buena organización del armario con anterioridad te llevará al menos una o dos horas, con lo que debes tenerlo en cuenta y bloquear ese tiempo en tu agenda.

 

Te recomiendo que empieces y acabes la tarea, porque si no te desmotivarás viendo la ropa por todos los sitios.

 

Así que manos a la obra.

 

VACIA EL ARMARIO

 

Debes vaciar todo el armario para organizar todas tus prendas adecuadamente, además aprovecha para hacer una limpieza en profundidad del interior del armario.

 

CLASIFICA LA ROPA POR CATEGORIAS

 

Haz montones encima de la cama clasificando por el tipo de ropa: pantalones, chaquetas…

 

Mientras sacas las prendas valora si de verdad te gusta o lo necesitas, si está en condiciones de ser usado o es mejor donar o tirar.

 

Puede que inicialmente te cueste un poco decidirte, pero una  vez que empieces verás cómo te resulta más fácil la elección de las prendas.

 

REGLA DE LOS CUATRO MONTONES

 

La regla de los cuatro montones consiste en hacer cuatro montones:

  1. Guardar
  2. Donar
  3. Tirar
  4. Por si acaso

 

En el montón 1 coloca toda la ropa que vas a quedarte y a guardar.

 

En el montón 2 la ropa que no necesitas o no quieres pero se puede donar.

 

En el montón 3 toda la ropa que esté estropeada o rota.

 

Y el montón 4 es el comodín, aquí dejarás la ropa que te genera dudas y no acabas de decidir qué vas a hacer con ella. Pero no vale utilizar este montón para todas tus prendas, que nos conocemos.

 

Sólo guardarás lo que haya en el montón 1 y 4, lo de los otros dos debe salir de tu casa antes de 24 horas, para que no des lugar al arrepentimiento y revisión de bolsas.

 

El montón de por si acaso lo guardarás en una caja que revisarás cada 3 meses para ver si sigues queriendo guardarlo o no.

 

GUARDAR LA ROPA

 

En este momento ya sabes la cantidad de prendas que tienes que guardar, con lo que visualiza tu armario y plantea como vas a colocar todo, si vas a necesitar más baldas, o más perchas. Si necesitas cajas para las estanterías…

 

Una vez que esto ya está claro comienza a guardar la ropa.

 

Procura que todas las perchas sean iguales, porque eso hará que se vea homogéneo y da sensación de orden. Si tienes suficiente espacio para colgar, utiliza una prenda por percha y cuelga todo.

 

Si no es el caso, dobla en vertical y guárdalo en cajas para contenerlo.

 

El doblado vertical te aportará más espacio, de un solo vistazo verás todas tus prendas, sensación de orden, y muchas cosas más que es mejor que experimentes por ti mismo. Si lo pruebas no querrás doblar de otra manera, te lo aseguro.

 

La ropa que sea de otras temporadas y almacenes fuera del armario, dóblalo en vertical y mételo en cajas, que luego guardarás en las zonas altas del armario o en el bajo cama, por ejemplo.

 

Si sigues estos consejos el siguiente cambio de armario lo realizarás en menos de 20 minutos. El doblado vertical es altamente adictivo y tu armario estará tan colocadito que se lo enseñarás a todas las visitas que vayan a tu casa.

 

¿Haces la prueba?

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: