Se empotra con su motocicleta contra una rotonda cuando cuadriplicaba la tasa de alcohol

Motocicleta

La Policía Local de Castellón ha detenido a un hombre de 42 años por presuntamente cuadriplicar la tasa de alcohol permitida en carretera mientras circulaba con su motocicleta en la ciudad, con la que se salió de la vía y se empotró contra el interior de una rotonda en la Ronda Norte.

Según ha informado el cuerpo de seguridad en un comunicado, el conductor del vehículo siniestrado eludió a los agentes de la Policía Local al marcharse del Hospital General donde había sido trasladado por encontrarse herido.

 

Posteriormente, debido a las lesiones que presentaba, el propio conductor tuvo que llamar al teléfono de emergencias para ser atendido y fue en ese momento cuando los agentes le sometieron a la prueba de alcoholemia que dio como resultado que superaba en cuatro veces la tasa permitida.

 

Por ello, la Policía Local de Castellón le imputa un presunto delito de conducción bajo los efectos del alcohol y también una negativa a someterse a la prueba.

 

Al parecer, tras el accidente y ser asistido dentro de la rotonda por miembros del 112, el hombre fue trasladado al Hospital General de Castellón y los agentes de la Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes se trasladaron poco después hasta el centro hospitalario para cogerle manifestación por el accidente.

 

Una vez en el hospital, los policías no encontraron al conductor de la motocicleta accidentada, ya que se había marchado de la zona de urgencias rehusando a ser atendido por los facultativos médicos, según las mismas fuentes.

 

Posteriormente, sobre las 22.40 horas del miércoles el departamento local de emergencias recibió un comunicado del Centro de Emergencias 112 indicando que había un motorista herido en la calle Sanahuja que solicitaba ayuda porque había tenido un accidente de tráfico y le dolía mucho un brazo.

 

Los policías locales descubrieron que éste era el conductor que había sufrido la salida de vía con su motocicleta en la Ronda Norte y que posteriormente se había marchado del Hospital General para eludir la presencia de las autoridades.

 

Este hombre de 42 años presentaba "evidentes síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol", por lo que de nuevo procedieron a someterlo a la prueba de alcoholemia. En ese momento cuadruplicó la tasa permitida y se negó a más exámenes.
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: