Sacyl ha administrado los nuevos tratamientos a 3.555 enfermos de hepatitis C, con una curación del 95 al 97%

Medicamentos contra la Hepatitis C

Se calcula que hay 1.000 pacientes más leves a los que habrá que tratar y podría haber 1,2% de la población con la enfermedad sin diagnosticar. 

Sacyl ha administrado los nuevos tratamientos contra la hepatitis C a 3.555 pacientes, de los que se han curado entre el 95 y el 97 por ciento, un porcentaje que podría ser mayor e incluso llegar al cien por cien en otros más leves que aún quedan por tratar, que podrían ascender a unos 1.000 enfermos en toda la Comunidad.

Así se ha puesto de manifiesto en el marco de la jornada 'Políticas de Salud Pública de Hepatitis C en Castilla y León. Resultados y Retos', que ha inaugurado en el Hospital Universitario Río Hortega (HURH) de Valladolid el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, junto a la jefa de la Unidad de Hepatología del HURH, Gloria Sánchez Antolín, y a la que han asistido diferentes especialistas, investigadores y responsables de servicios de diferentes centros hospitalarios, así como el secretario general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, José Javier Castrodeza.

El consejero ha recordado que la hepatitis C suponía el problema más importante de salud pública en España por la difusión del virus hace algunas décadas ante el que la sanidad pública española ha dado una respuesta "importantísima", ya que España ha sido uno de los primeros países en aplicar de manera generalizada los nuevos medicamentos para curar una enfermedad crónica que generaba muchas complicaciones y mucha mortalidad.

Así, hasta el mes de marzo en Castilla y León hasta se ha tratado a 3.555 pacientes con los nuevos medicamentos y la curación oscila entre el 97 y el 97 por ciento de los casos, según ha concretado la doctora Gloria Sánchez Antolín, quien ha añadido que este porcentaje es elevado si se tiene en cuenta que inicialmente se ha tratado a los más graves, por lo que podría superar el 97 por ciento e incluso llegar al cien por cien en los que sufren poco daño en el hígado, pendientes de tratar en el futuro. Sánchez ha incidido en que el objetivo que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que se erradique enfermedad a medio plazo.

Según los datos aportados por el consejero en este momento hay 1.000 pacientes diagnosticados con afectación leve o poca afectación hepática a los que aún no se ha tratado. Además, según algunos estudios, en torno al 1,2 por ciento de la población de la Comunidad probablemente tenga infección y no la conozca, ha apuntado Sánchez Antolín, quien ha apuntado la importancia de la coordinación y cooperación con especialistas en Atención Primaria para encontrar pacientes que tengan el virus y puedan ser controlados en áreas de hígado de cualquier hospital de la Comunidad.

SUPERADAS LAS PREVISIONES

Antonio María Sáez Aguado ha recordado que el número de pacientes a los que se ha tratado (3.555) supera los 2.700 de los que se hablaba en el momento de aprobarse el Plan Estratégico nacional.

Esto, ha recordado Sáez Aguado, tuvo un "elevado" impacto en términos presupuestarios en la Comunidad que ascendió a 88 millones de euros, la mayor parte en 2015 --cuando se empezaron a utilizar estos nuevos medicamentos-- aunque Castilla y León "tomó en su momento la decisión de no poner restricciones presupuestarias".

A este respecto ha señalado que el coste de los tratamientos es variable porque la situación ha permitido poner de manifiesto la capacidad que "debe" tener la sanidad pública de negociar con las farmacéuticas, de forma que se han establecido mecanismos en los que el precio cambia en función del número de casos que se tratan o en los que a las ocho semanas no es efectivo pasa a ser gratuito. De esta forma, al principio podría suponer 50.000 euros y ahora la mitad, ha agregado

Ahora, ha añadido el consejero, se está a la espera de que el Plan Estratégico nacional frente a la hepatitis C se actualice, se incorporen nuevos grupos de pacientes y deje de ser un problema de salud pública y ha aclarado que como los virus no entienden de fronteras lo mejor sería que la decisión se tomara con el acuerdo de todas las comunidades y el Ministerio.

El consejero ha recordado que en el HURH, en colaboración con Atención Primaria, se ha desarrollado un proyecto de captación activa de pacientes que ha permitido diagnosticar casos que no lo estaban, dado el carácter silencioso de la enfermedad, por lo que es un tipo de estrategia que podría ser muy importante para iniciar los tratamientos, aunque su extensión dependerá de lo que fije el Plan Estratégico en el ámbito nacional.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: