Los pájaros cantan y ligan menos por culpa del ruido del tráfico

Gorrión

Los pájaros cantan de manera diferente en respuesta al ruido del tráfico, lo que potencialmente afecta a su capacidad para atraer a sus parejas y defender su territorio, según un estudio publicado en Bioacústica.

El estudio ha puesto de manifiesto que una especie de papamoscas norteamericano canta canciones más cortas en una gama inferior de frecuencias en respuesta a los niveles de ruido de tráfico. Los investigadores sugieren que la reducción del ruido del tráfico, por ejemplo, a través del cierre de las carreteras es una opción viable para mitigar este efecto.

 

La doctora Katherine Gentry de la Universidad George Mason, en Virginia (Estados Unidos), y sus colegas estudiaron la canción del 'Contopus virens' en tres parques que se encontraban en Washington D.C, grabadas en lugares donde el tráfico de la carretera más cercana era relativamente constante o se reducía debido a su cierre.

 

El ancho de banda, la duración, y el máximo y frecuencias mínimas de la canto de los pájaros se midieron y analizaron, junto con la amplitud de ruido de tráfico dentro de los 20 segundos de cada canción y los niveles de ruido de fondo.

 

Los investigadores descubrieron que las aves respondían a las fluctuaciones del ruido del tráfico mediante el ajuste de la duración y frecuencia de su canto con el fin de mejorar su transmisión. Cuando las carreteras estaban cerradas, las canciones volvían a su estado natural, con un ancho de banda más amplio, frecuencias mínimas más bajas y una mayor duración.

 

A pesar de hacer ajustes en sus canciones, cuando aumenta el ruido del tráfico, los pájaros no pueden escuchar las llamadas por lo que tampoco pueden responder, lo que reduce su capacidad para atraer a su pareja y defender un territorio. El cierre temporal de las carreteras proporcionaba a las aves la oportunidad de cantar la versión más óptima de su canto.

 

Por ello, los autores del estudio argumentan que, a la vista de los resultados, el cierre temporal de las carreteras podría ser una solución efectiva para la conservación de la avifauna, en concreto, del 'Contopus virens', cuyo número en el área de Washington DC ha descendido más de un 50% en menos de 70 años.

 

"Hemos encontrado que estas aves modificaron sus canciones para optimizar la transmisión en función de los niveles de ruido de tráfico. Los resultados confirman que las medidas temporales para reducir el ruido, como el cierre de las carreteras durante el fin de semana, pueden beneficiar a los animales y es una opción viable y eficaz para la gestión de ruido del tráfico", afirma Gentry.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: