La afiliación a la Seguridad Social aumentó un 2,10 por ciento en febrero respecto al 2016

El número medio de afiliados a la Seguridad Social en febrero de 2017 alcanzó la cifra de 875.732 en Castilla y León, un 2,10 por ciento más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone una variación de 18.004 afiliados.

La afiliación subió en todas las provincias, con especial incidencia en Soria con un aumento del 3,18 por ciento; seguida de Segovia con un 2,92 por ciento; Burgos con un 2,54 por ciento; Palencia con un 2,52 por ciento; Salamanca con un 2,38 por ciento; Valladolid con un 2,35 por ciento; Ávila con un 1,97 por ciento; Zamora con un 1,21 por ciento y por último, León con un 0,77 por ciento.

 

En concreto, en las provincias de la Comunidad se registraron en el pasado mes de enero las siguientes cifras medias de afiliación a la Seguridad Social: Ávila con 51.028, Burgos con 141.808, León con 150.579, Palencia con 63.974, Salamanca con 114.013, Segovia con 57.427, Soria con 36.989, Valladolid con 204.344 y Zamora con 55.570.

 

Comparando la afiliación media de febrero de 2017 con el mes anterior el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León aumentó en 2.466 personas, lo que en términos relativos supuso un crecimiento de 0,28 por ciento, por debajo de la media nacional que cayó un 0,42 por ciento.

 

Según la media mensual correspondiente al mes de febrero de 2017, la distribución de los afiliados en Castilla y León fue: 676.776 en el Régimen General (12.657 de ellos en el régimen agrario y 19.204 en el régimen especial del hogar), 198.551 autónomos y 404 en minería del carbón.