El telescopio Hubble cumple 27 años regalando imágenes espectaculares

Desde su lanzamiento el 24 de abril de 1990, Hubble ha sido nada menos que una revolución en astronomía.

La primera instalación en órbita de su tipo, durante 27 años el telescopio ha estado explorando las maravillas del cosmos. Tanto los astrónomos como el público han sido testigos de lo que ningún otro ser humano en la historia ha visto antes. Además de revelar la belleza del cosmos, el Hubble ha demostrado ser un cofre del tesoro de datos científicos que los astrónomos pueden tener acceso.

 

La ESA y la NASA celebran el cumpleaños de Hubble cada año con una imagen espectacular. La imagen del aniversario de este año cuenta con un par de galaxias espirales conocidas como NGC 4302 --vista de canto-- y NGC 4298, ambas ubicadas a 55 millones de años luz en la constelación norteña de Coma Berenices. El par, descubierto por el astrónomo William Herschel en 1784, forma parte del Cúmulo de Virgo, una colección gravitacionalmente unida de casi 2.000 galaxias individuales.

 

NGC 4302 es un poco más pequeña que nuestra propia galaxia, la vía láctea. La inclinada NGC 4298 es aún más pequeña: sólo la mitad del tamaño de su compañero, informa la NASA en un comunicado.

 

En sus puntos más cercanos, las galaxias están separadas una de otra en proyección por sólo alrededor de 7.000 años luz. Dado esta posición muy cercano, los astrónomos están intrigados por la aparente falta de interacción gravitacional de las galaxias; sólo un débil puente de gas hidrógeno neutro --no visible en esta imagen-- parece que se extiende entre ellas. Faltan por completo las largas colas de marea y las deformaciones en su estructura que son típicas de las galaxias situadas tan cerca unas de otras.

 

Los astrónomos han encontrado colas muy débiles en la corriente de gas de las dos galaxias, apuntando en aproximadamente la misma dirección, lejos del centro del cúmulo de Virgo. Ellos han propuesto que este dúo galáctico es un recién llegado al grupo, y actualmente está cayendo hacia el centro del cúmulo y hacia la galaxia Messier 87 que acecha allí, una de las galaxias más masivas conocidas. En sus viajes, las dos galaxias se encuentran con el gas caliente - el medio intracúmulo - que actúa como un viento fuerte, despojando capas de gas y polvo de las galaxias para formar las estelas de trayectoria.

 

Incluso 27 años después de empezar a funcionar, el Hubble continúa proporcionando imágenes verdaderamente espectaculares del cosmos, e incluso cuando la fecha de lanzamiento de su compañero --el Telescopio Espacial James Webb de la NASA/CSA-- se aproxima, el Hubble no baja el nivel. En su lugar, el telescopio sigue levantando el listón, mostrando que todavía tiene mucho que observar. De hecho, los astrónomos están deseando que Hubble y James Webb operen al mismo tiempo y utilicen sus capacidades combinadas para explorar el Universo, según la NASA.