El Real Madrid corona Cibeles con la Duodécima bajo el brazo

Pese a tener Cibeles a escasos metros, el campeón de Europa salió por la zona trasera del Palacio consistorial para saludar a los miles de aficionados agolpados por la zona.

El Real Madrid acudió este 4 de junio a su tradicional cita con Cibeles después de proclamarse campeón de la Copa de Europa por duodécima vez en su historia, con Sergio Ramos y Marcelo enfundando a la diosa con los colores del cuadro blanco, en una plaza abarrotada a la que llegaron en un autobús sin techo tras un baño de masas por algunas de las principales calles de la capital.

 

Tras poner fin a las visitas institucionales que comenzaron en la Comunidad de Madrid y siguieron con el Ayuntamiento, la plantilla blanca cambió su autobús por uno descapotado para comenzar un periplo por las calles madrileñas. Pese a tener Cibeles a escasos metros, el campeón de Europa salió por la zona trasera del Palacio consistorial para saludar a los miles de aficionados agolpados por la zona.

 

El autobús subió por la calle Alcalá, pegado al retiro, con los jugadores saludando a su afición, en un breve pero intenso recorrido antes de volver a la plaza del madridismo. Como hace dos semanas por la celebración del título de LaLiga Santander, los jugadores del Madrid dieron una vuelta de honor sobre una plataforma que rodeaba la fuente, sin parlamentos esta ocasión, salvo un agradecimiento de Ramos, micrófono en mano, a los allí presentes.

 

Los capitanes Ramos y Marcelo se encargaron de vestir a la diosa con una bandera y una bufanda del Madrid. Además, la 'orejona' conquistada en sábado en Cardiff ante la Juventus acompañó a los jugadores, que levantaron el trofeo a lo más alto para dedicárselo a su afición con el sonido del mítico 'we are the champions' y el himno del Real Madrid. El sol comenzó a ocultarse y la rúa puso rumbo al colofón de la fiesta en el Santiago Bernabéu.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: