Desaconsejan eliminar los empastes 'oscuros' y avisan de que los 'blancos' tienen efectos tóxicos

Empastes (Foto: E. P.)

Los llamados empastes 'blancos' son resinas sintéticas, parecidas al metacrilato, y se adhieren perfectamente al esmalte dentario sin destruir más cantidad para obtener una retención química.

La odontóloga y estomatóloga en la Clínica Dental Cantabria, María Luisa Martínez García, ha asegurado que no hay "razones demostradas" con evidencia científica para eliminar los empastes 'oscuros', las amalgamas de plata y mercurio, y ha advertido de que los 'blancos' (composite) han demostrado efectos tóxicos en el genoma con toxicidad celular y capacidad mutagénica.

 

"Aparte de la idiosincrasia personal ante los metales de uso biomédico, no hay razones demostradas con plena evidencia científica de acreditados organismos internacionales (como la Comisión Europea en 2008 o la Federación Dental Internacional en 2009) que animen a eliminar todas estas obturaciones, siempre que estén en perfecta forma y estado. Los beneficios no superan los riesgos y el coste de tal operativa", ha relatado.

 

Los amalgamas de plata y mercurio para restaurar los dientes posteriores se llevan utilizando desde mediados del siglo XIX debido a que son "muy resistentes", muy fáciles de manipular, tienen una elevada durabilidad y su coste no es elevado. No obstante, en los últimos 20 años están en desuso por motivos estéticos, si bien han aparecido estudios en la década de los 90 que relacionaron las cantidades de mercurio halladas en las autopsias de cadáveres con neurotoxicidad y patología articular o renal.

 

EFECTOS ESTÉTICOS

 

"La cantidad de mercurio en forma de vapor se libera sobre todo de su forma en amalgama al colocar o retirar estos empastes. El resto del tiempo permanece de forma unida y sufre corrosión por efecto de la saliva, por eso se ponen negros los empastes que no están bien pulidos. La polémica continúa por los riesgos medioambientales de manipulación de residuos que contienen mercurio. Debe usarse una recogida especial concertada con los ayuntamientos y conservación en frío, mientras tanto", ha explicado la también miembro de Saluspot.   

 

Respecto al composite, los llamados empastes 'blancos', la doctora ha informado de que son resinas sintéticas, parecidas al metacrilato, y se adhieren perfectamente al esmalte dentario sin destruir más cantidad para obtener una retención química. La principal ventaja es son capaces de reconstruir, enmascarar o disimular gran parte de los defectos dentarios producidos por caries, alteraciones del color, fracturas o dientes más cortos que otros.   

 

Ahora bien, Martínez García ha advertido de que tampoco es inocuo ya que algunas de las sustancias de degradación que contienen se consideran disruptores hormonales y se han demostrado "efectos tóxicos en el genoma humano con toxicidad celular y capacidad mutagénica". "El avance del uso de los composites, se debe a la presión social por la estética en diversos campos de aplicación, y no olvidemos, los intereses comerciales de las multinacionales farmacéuticas y químicas", ha zanjado.

Comentarios

Dioni 06/02/2017 09:18 #1
Aclararos de una vez!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: