¿Conoces los panecillos de San Antón? Descubre su origen y su receta

Panecillos de San Antón

El día 17 de enero es el día de San Antón, patrón de los animales y festividad en que muchas personas que tiene una mascota en casa la sacan para que sean bendecidas por el Santo. También  es el día en el que se comen los típicos panecillos de San Antón que, según en el lugar, tienen una receta. Aquí te dejamos una. 

La denominacón de panecillos de San Antón tiene su origen a que eran los panes que comía el santo ermitaño durante su ayuno y los esfuerzos que hacía para evitar las tentaciones. 

 

Son muy típicos en distintas zonas de España, sobre todo en Madrid. Originariamente deben ser salados y sobre ellos se suele hacer el símbolo de la cruz pero también los hay dulces, más grandes, más pequeñas y con diferentes formas... son los panecillos de San Antón y alrededor de ellos, y según el lugar, se han forjado distintas tradiciones y leyendas.

 

Hay quien dice que hay guardar un panecillo para el año siguiente con una moneda debajo para que no falte el dinero durante todo el año. También que hay que comerse al menos un trocito de panecillo para asegurarnos de que no nos atragantaremos en todo el año. También se cuenta que antiguamente, como se tenían muchos que servían para trabajar, se daba un trocito de panecillo a cada animal que se tenía en casa. 

 

INGREDIENTES

 

- Harina, levadura, azúcar, sal, aceite de oliva y agua.

 

Además si se quiere darle un toque dulce antes de meterlo en el horno se debe espolvorear azúcar por encima. 

 

 

 

CÓMO HACER EL PANECILLO TÍPICO Y ORIGINAL DE SAN ANTÓN

 

1- Para hacer pan bendito, mezcla en un bol 250 gramos de harina de fuerza y una cucharadita y media de sal.

 

2- Con la masa haz la forma de un volcán y en el centro añade una cucharada y media de aceite de oliva, 15 gramos de levadura y unos 200 ml de agua. Amasa todo hasta que se forme una masa homogénea.

 

3- Deja reposar la masa envuelta en un paño durante una hora. Después corta varias porciones y moldéalas para darle la forma del pan. En este caso de forma redonda.

 

4- Haz un corte en forma de cruz en la parte superior y deja reposar los panes durante otra hora.

 

5- Precalienta el horno y mete los panecillos a 180º durante 10 o 15 minutos. Sácalos cuando ya estén dorados.